EN LA DEFENSA D'UNA SANITAT PÚBLICA SOCIALMENT EFICIENT

diumenge, 19 de febrer de 2017

A urgències primer de tot: atendre! Després parlem de diners


El cobrament de l'atenció a Urgències té un efecte dissuasori sobre persones molt vulnerables com s'ha vist recentment http://diarisanitat.cat/mesos-sense-saber-que-tenia-un-cancer-per-culpa-de-lexclusio-sanitaria/  Aquesta informació de JoSi Sanitat Universal pot ajudar a conèixer i aplicar els recursos; sobre tot a resistir, a no conformar-nos fins aconseguir els nostres drets.


dilluns, 6 de febrer de 2017

Tenen 7 anys, estan sans i ja tenen por de morir de càncer

Dilluns passat , dia 30 de gener, vaig ser convidat a explicar el meu ofici (metge) en una classe de primària. Una trentena de nenes i nens de 7 anys. Va ser una hora de mútua atenció i intercanvi . Per a mi va tenir especial interès un grup de preguntes que van fer entorn de la malaltia i la mort per càncer. Després explicar-los que les principals causes de malaltia i mort al món era la pobresa, les infeccions i altres malalties no canceroses, van seguir en el tema amb anècdotes de familiars amb càncer. Durant la resta de la setmana em va cridar l'atenció la quantitat de notícies en televisió, ràdio, premsa i anuncis, relacionades amb càncer: noves vies d'investigació, de prevenció i tractament. Paral·lelament a la premsa mèdica informativa també notícies en aquesta línia i, el que em sembla important, el gran interès les empreses el niu de beneficis econòmics que representa la inversió de recursos I + D Càncer. Parlaven de milers de milions de dòlars a mig termini.
Tenen 7 anys i ja tenen por de morir de càncer. Si us plau, cal relaxar la relació de les persones amb la seva salut, cal pacificar l'atenció sanitària. Per a una bona salut democràtica i política, seria aconsellable separar progressivament la salut i la sanitat del Mercat. Els que creen la crispació no són els que denuncien la manipulació comercial de la informació (mitjançant Tècniques d'Informació i Comunicació) són els que impulsen les diferents formes de consumisme sanitari. Consumisme forma part de l'ADN de les empreses privades els departaments de promoció i venda (màrqueting) no fan distinció entre el dret a la salut i el desig de comprar l'últim article de consum. L'imperatiu empresarial està creant una fallida social i mediambiental inesperatda.

Roger Bernat de la Associació Catalana en Defensa de la Sanitat Pública i de la FADSP

dimarts, 24 de gener de 2017

Posicionament del FOCAP en 3 minuts (min 5.30 - 9.0)

Desde la reflexió sobre la situació  de  mercantilització de la Salut, medicalització de la vida quotidiana. sobre diagnòstic i sobre tractament, expropiació de les capacitats d'autocura, manca de balanç crític entre risc i benefici dels procediments terapèutics, menyspreu dels factors socials que determinen profundament la Salut ....l'Atenció Primària és l'atenció que menys medicalitza i la que tambè menys "negoci" origina 

dimecres, 11 de gener de 2017

Porqué estoy en contra de la e-consulta (y II)



             En un artículo anterior ya expresé mis reticencias a que se establezca la e-consulta como medio de trabajo establecido y formalizado en las consultas de asistencia primaria. En aquel escrito mencioné algunos de los problemas:
            Pérdida de calidad y cantidad de la información, la desventaja para un contingente importante de usuarios a causa de la real brecha digital afectando sobre todo a un perfil muy frecuente en nuestras consultas ya fuera como pacientes, ya como cuidadoras de otros pacientes. También apunté someramente el impacto inmediato sobre el resto de actividades de los profesionales asistenciales y todo está hecho con la mirada puesta en la potencial transformación de la consulta y de la misma profesión sanitaria.
            Algún compañero me ha escrito, por e-mail, por supuesto, que no es más que un instrumento de trabajo, un buen instrumento. Ante esta afirmación tengo que decir de antemano que no estoy cerradamente en contra del uso del e-correo en determinadas circunstancias, estoy en contra de su establecimiento como práctica consolidada y formalizada sin más, y paso a argumentar porqué creo que tampoco es un buen instrumento de trabajo "per se".
            En las grandes corporaciones se está retirando el e-mail como medio de comunicación porque disminuye la eficiencia de los trabajadores. Sheryl Sandberg1 responsable de operaciones de Facebook, en su conferencia en el Nielsen consumer 360, ya da este medio como herido de muerte por varios motivos: porque los jóvenes ya no lo usan, sólo un 11% de los adolescentes leen su correo electrónico y reducen su uso cada día más, lo ven como cosa de viejos y porque "debido a la saturación y mal uso de este canal de comunicación tan crítico, hasta el punto que son ya varias las corporaciones que lo han relegado a un segundo plano, o eliminado directamente de su organización , como es el caso de Atos" y ¿ Por qué lo han relegado? para responder a eso Sandberg afirma que "Podríamos escribir ríos de tinta sobre todos los problemas que afectan de lleno al correo electrónico, como el spam, virus, cadenas, etc. pero lo cierto que la sentencia de muerte definitiva le llega por no haber sido capaz de responder a una nueva forma de comunicación más directa, dinámica e integradora. Adiós a las epístolas interminables en las que el remitente parece que nunca va al grano, o a los confusos adjuntos que muchas veces el sistema no descarga al confundirlo con virus o son tan grandes que se atascan por el camino".
            El caso de Atos Origin2 es muy interesante, se trata de una compañía internacional de servicios de tecnologías de la información que emplea a más de 70.000 trabajadores en 40 sedes en todo el mundo. Su Director Ejecutivo Thierry Breton comprobó que la corriente continua de e-mails estaba distrayéndole a él y a sus empleados y llega a calificar la lluvia de correos que tienen que sufrir sus empleados de "email pollution" por ello inició los pasos para eliminar lo que considera que tiene efectos negativos en la productividad de la empresa. En febrero del 2011 anunció que iba a prohibir el e-mail y que en el plazo de tres años quería que Atos fuera una compañía "cero-e-mail" afirmando: "Estamos produciendo datos a gran escala que están polucionando nuestro entorno de trabajo e incluso invadiendo nuestras vidas particulares"
            En un artículo del diario Expansión3 se afirma que hay muchos expertos que dicen que el e-mail es una forma de interrupción del trabajo que reduce nuestra productividad y no mejora la comunicación:

            "El impulso irrefrenable de revisar tu smartphone o tu ordenador puede haberse convertido en un problema que afecta a tu trabajo y que tiene, además, consecuencias para tu empresa... 
Todo empeora si esta manía la disfrazas de multitarea, convirtiendo esta necesidad casi obsesiva en una aparente actividad con la que haces ver que estás muy
ocupado. 
Atender compulsivamente los mensajes del correo o las llamadas del teléfono es un ejemplo de "ladrón del tiempo" en la oficina, al que se pueden unir otros como las reuniones improductivas. Un reciente informe de Bain & Company asegura que un 15% del tiempo colectivo de una organización se pierde en estos comités sin valor, un número que ha aumentado continuamente desde 2008. Según esa investigación, una reunión semanal consume directamente 7.000 horas al año de quienes acuden a ella, y además 300.000 horas de toda la compañía entre los subordinados que tenían que prepararla e ir a más reuniones relacionadas con ésta."

Dejo lo de las reuniones para otra discusión, aunque parezca que no viene a cuento tiene su interés porque en los CAPs las reuniones han proliferado como setas (me atrevería a decir que relación directamente proporcional a la incompetencia del estaf directivo) desplazando a las sesiones clínicas.

"Cada vez que volvamos a la tarea inicial, tendremos que usar valiosos recursos cognitivos para reorientarnos. Según una investigación de la Universidad de California, cuando estamos profundamente absortos en una actividad, incluso las distracciones menores pueden tener un efecto profundo. Así, recuperar nuestro impulso inicial después de una interrupción puede llevarnos de media unos 20 minutos. 
Un experimento realizado en la Universidad de Londres revela que al permitir que nuestro trabajo sea interrumpido por distracciones que, aparentemente, son inofensivas (correos electrónicos o mensajes de texto), perdemos 10 puntos de nuestro coeficiente intelectual.
Las interrupciones constantes reducen la productividad y dejan a la gente la sensación de cansancio y letargo, según una encuesta realizada por TNS Investigación, encargada por Hewlett Packard, según ésta, la mitad de los profesionales responde a un correo electrónico en los 60 minutos posteriores a haberlo recibido y uno de cada cinco es capaz de renunciar a un negocio, a una tarea o a un compromiso social para responder a un mensaje."

            La primera idea-tentación que se te ocurre al leer lo de California y Londres y pensar en nuestras consultas diarias, es que quizás somos entes superiores y no nos habíamos enterado hasta ahora. Dejo para otro momento lo de pensar en eso de "renunciar a un negocio o tarea o..." porque da escalofríos si tenemos en cuenta que lo nuestro son tomas de decisiones que afectan a la salud de las personas.
            Para no aburrir al lector enumeraré algunos artículos más citando poco más que el titular ya que van en la misma dirección y se haría demasiado extenso y repetitivo:
" ¿El e-mail reduce la eficiencia en el trabajo? Ferrari limita el uso del e-mail a sus empleados4 "
"5 Cosas habituales en las empresas que reducen la productividad - Menos correos, más productividad5" Citando un estudio de Bain&Company
"Gestionar el correo electrónico consume el 25% de los costes laborales de una empresa" Un estudio ha puesto de manifiesto que para una pyme de 50 trabajadores y un sueldo medio bruto de 20.000 euros puede suponer un gasto de 360.000 euros6
"Que abras un email le cuesta dinero a tu empresa."7- 1 de cada 4 euros en costes laborales se gasta en abrir y cerrar emails. Son datos de un estudio de Noysi, que sugiere que el correo electrónico cuesta al año miles de millones de euros a las empresas, inmersas en procesos ineficientes de gestión de sus comunicaciones. Con una media de 90 segundos por email y estableciendo un promedio de 80 comunicaciones vía correo electrónico por día, tanto internas como externas, da una valor total de 7.200 segundos diarios. 2 horas de la jornada laboral dedicadas a abrir y cerrar correos electrónicos
"Tres alternativas para reducir el correo en tu empresa"8
"El email es una ruina:el 25% de gastos de una empresa se va en consultar el correo" 9

            Cabe preguntarse que si esto ocurre con la fuerza que se entrevé en tanto artículo en las empresas y corporaciones con el sagrado tótem del incremento de la productividad y la eficiencia ¿a qué obedece que en nuestra empresa quieran adoptar ese instrumento de trabajo de esta manera? Nuestros gestores hablan siempre en los mismos términos que aquellas corporaciones, eficiencia, productividad (os invito que entrési a algunos de sus blogs o buscar en la hemeroteca) ¿acaso no se informan, no leen? ¿son unos autocomplacientes indocumentados o buscan la implosión-colapso de los profesionales del sector público?. ¿Pretenden tranquilizar al usuario dando la imagen, sólo la imagen, de que tiene un cierto control del servicio?¿pretenden transformar la imagen de la profesión hasta llegar a aparentar que los profesionales de la AP no somos necesarios? de eso último tenemos pruebas, a los largo de las últimas décadas una de las estrategias ha sido esa, diluir i difuminar el verdadero sentido de la asistencia sanitaria de la AP y que parezca que ésta sólo es posible en el medio hospitalario, como me dijo un amigo rudamente franco y sincero: "yo creí que vosotros sólo con el fonendo y unas palmaditas en la espalda ya habíais cumplido". Muchos estudiantes de medicina también lo creen, luego vienen las sorpresas.

divendres, 6 de gener de 2017

Que passa amb les urgències



 En les darreres setmanes hem vist notícies sobre els problemes dels serveis d’urgències dels hospitals i els veïns han denunciat l’acumulació de pacients que en condicions que han qualificat de indignes, esperen un ingrés més de 5 dies en alguns casos. És un problema que existia abans de les retallades però que aquestes han agreujat. Moltes veus insisteixen en que el problema és fonamentalment degut a una gestió que no respon adequadament a les necessitats de la població en el moment present. Hem seguit amb un model de gestió sanitària que prioritza l’atenció hospitalària i no té prou en conte uns canvis progressius en la demografia i en els tipus de malalties a prestar atenció sanitària. Assistim al augment del nombre de població de més de 70 anys i a l’elevació del nombre d’afeccions cròniques. Per aquest canvi es precisa una orientació dels serveis sanitaris que a més de corroborar el diagnòstic tingui en compte la particularitat de l’evolució de cada malalt i el seu entorn.
Tenim a ma en l’Atenció Primària (AP) i els Serveis Socials un bon instrument per encarar aquestes necessitats de forma eficient. Es donen xifres de que les Urgències es podrien reduir un 30% amb serveis a domicili, sanitaris i socials. Xifres que recolza una persona tan acreditada en la gestió sanitària com l’ex-conseller de Salut del País Basc, Rafael Bengoa. Sense cap intenció de treure-li valor a la reforma de la AP propiciada per les Lleis de sanitat de l’Estat a l’any 85 i a Catalunya el 90, la reforma no ha arribat a completar-se mai. Partim d’una situació deficitària de la AP on la integració amb l’hospital i la comunitat no s’ha abordat. Aquestes situacions sumades a les retallades que han afectat proporcionalment més a la AP (20% menys del pressupost, 3.000 professionals menys i 60 serveis d’atenció continuada tancats)[i] que a la hospitalària (8% menys del pressupost) impedeixen els beneficis d’una atenció continuada lligada a la comunitat. Amb la crisi de les urgències s’ha manifestat més clarament l’error de supeditar la AP al desenvolupament de la medicina hospitalària tant des del punt de vista assistencial com en la formació i la investigació.
Cal un canvi d’orientació de la política sanitària cap a la integració de tots els serveis al voltant del pacient i a l’atenció comunitària amb serveis sanitaris i socials treballant coordinadament.



[i] http://diarisanitat.cat/que-hi-ha-al-darrere-de-la-saturacio-de-les-urgencies/